ALABANZA CON MARIA

DIVINA MISERICORDIA

 

EL CORAZÓN DE JESÚS ESTÁ LLENO DE AMOR Y MISERICORDIA

 

MES DE JUNIO

Dedicado especialmente al culto al Sagrado Corazón

Amor, gloria y reparación

Confianza en la Misericordia Infinita

La esencia del culto a la Divina Misericordia consiste en la actitud de confianza hacia Dios y la caridad hacia el prójimo. El Señor quiere que "sus criaturas confíen en Él" (Diario, 1059) y hagan obras de misericordia: a través de sus actos, palabras y su oración.

Hacer obras de misericordia. ALABANZA CON MARÍA es una obra de misericordia, que no sólo lleva alegría y esperanza a los que sufren y enfermos, sino que con la oración conseguida con ellos, intercede ante la Divina Misericordia, por las necesidades de la Iglesia y del mundo entero.

La Hora de la Misericordia: las tres de la tarde. "Cuantas veces oigas el reloj dando las tres, sumérgete en Mi misericordia, adorándola y glorificándola; suplica su omnipotencia para el mundo entero, y especialmente para los pobres pecadores, ya que en ese momento, se abrió de par en par para cada alma" (Diario, 1572).

"En esa hora, puedes obtener todo lo que pidas para ti o para los demás. En esa hora se estableció la gracia para el mundo entero: la misericordia triunfó sobre la justicia (Diario, 1572).

"A las almas que propagan la devoción a Mi misericordia, las protejo durante toda su vida como una madre cariñosa a su niño recién nacido y a la hora de la muerte no seré para ellas el Juez, sino el Salvador Misericordioso" (Diario, 1075).

"Debes mostrar misericordia al prójimo siempre y en todas partes. No puedes dejar de hacerlo, ni excusarte, ni justificarte" (Diario, 742)

Textos del libro del "Diario de la Divina Misericordia" de Santa Faustina Kowalska, donde están recogidas todas las revelaciones y promesas que el Señor le hizo, extensivas a todo el mundo.

 

Rezar la Coronilla de la Misericordia. A través de esta oración, se pide misericordia "para nosotros y para el mundo entero". Si se une a ello una actitud de confianza y todas las condiciones que deben acompañar toda buena oración: humildad, perseverancia, y sumisión a la voluntad de Dios, los fieles pueden esperar el cumplimiento de las promesas de Cristo, especialmente a la hora de la muerte, con la gracia de la conversión y una muerte serena. Gozarán de estas gracias no sólo las personas que recen esta coronilla, sino también los moribundos por cuya intención la recen otras personas. "Cuando la coronilla es rezada junto al agonizante -dijo el Señor Jesús- se aplaca la ira divina y la insondable misericordia envuelve al alma" (Diario, 811).

"A las almas que recen esta Coronilla, mi Misericordia las envolverá en vida y especialmente a la hora de la muerte" (Diario, 754).

 

 

La Misericordia Divina se derrama desde el Corazón traspasado de Jesús, entregado en obediencia filial al Padre, por amor a nosotros y para salvarnos.

Respondamos con la ofrenda de nuestras vidas, a tanto amor y misericordia infinitos.

Devoción Divina Misericordia y rezo Coronilla Divina Misericordia:

http://www.divinamisericordia.com